sábado, 30 de mayo de 2009

Feliz cumpleaños Alí Montero


Pues nada, que hoy es el cumpleaños de una persona muy especial. Se trata de Alí Montero, autora del blog Punto Aparte.

Alí es una chilena magnífica, que siempre tiene la palabra indicada, escribe de forma impecable y que me siento muy orgulloso de ser su amigo.

El blog de Alí tiene la cualidad de dejarte con una sonrisa en el rostro y una tranquilidad espiritual, porque así es ella, sincera, tierna, inteligente, amorosa e irradia felicidad.

Hoy Alí festeja su cumpleaños y es por eso que desde mi país, México, le rindo este pequeño tributo.

Si quieres conocer más de ella visita su blog pinchando aquí o en su fotografía en la barra de favoritos del lado izquierdo de este sitio. También puedes leer aqui la entrevista que se publicó sobre ella en el Círculo Hispanoamericano de Blogger´s.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Ciudad de México

Pues nada, que el domingo pasado me subí al Turibús de la Ciudad de México y la verdad es que me acordé mucho de amigos y blogueros mexicanos que se encuentran fuera del país, así que decidí publicar aquí las fotos, para que se den una idea de cómo está la ciudad.

Si eres extranjero y no conoces mi ciudad, aquí una probadita!






































































martes, 19 de mayo de 2009

El gran Mario Benedetti


Ayer domingo, por ahí de las 10 pm, me enteré de la muerte de Mario Benedetti. La noticia se dio a conocer en la tarde y a esas horas ya había dado la vuelta al mundo. Sólo yo no lo sabía.

Y cuando me enteré, lo primer que hice fue mandarle un mensaje a mi amiga Dulce Mariana, con quien discutí en muchas ocasiones el libro La Tregua, de Mario Benedetti. Comparto con ella el gusto por ese texto, porque así somos, y qué: Melosos, cursis, tiernos, etc, pero también quería expresar la tristeza que sentí por la pérdida del autor, algo que nunca había experimentado por alguien que no conozco personalmente.

No recuerdo cómo llegó ese libro a mis manos, sólo sé que no lo dejaba ni un instante, me atrapó desde su primer letra y cuando necesito recomendar una novela, La tregua siempre ha figurado.

También he de reconocer que la poesía no es algo que me cautive, sin embargo he leído dos o tres de Benedetti y me produjeron esa sensación que experimentamos al tener un texto francamente bueno.

Hoy lunes vi los blogs, los periódicos on line de Latinoamérica y me di cuenta que mi sentir era compartido por millones de personas en la región.

Pasó la tarde, estuve en el trabajo, y veía como en CNN y las páginas de internet se daba gran difusión a la muerte de Benedetti, pero a las 11 de la noche me emputé (para no variar) y saben por qué? porque el gobierno de mi país (México) ni ninguna de las instituciones que lo representan emitió una nota diplomática lamentando la muerte del autor.

Leí que todos los países de Iberoamérica realmente sentían (sentíamos) una profunda tristeza por la muerte de Benedetti, pero también reconocíamos la trayectoria de un gran hombre, que al parecer, para las autoridades de mi México, no fue más que un señor famoso que no merece reconocimiento alguno.
En los noticieros de otras partes le dedicaron mucho tiempo aire al autor, sin embargo en el estelar de mi país sólo le dedicaron 4 o 5 líneas.
Pero para mí el señor tiene un gran valor y por eso escribo este post, porque por primera vez sentí la partida de un grande de las letras.

viernes, 1 de mayo de 2009

Mi ciudad influenciada


Pues nada, que a estas alturas ya todos sabemos que en México, mi país, estamos en alerta por una epidemia de influenza que ha afectado a cientos de personas.

Y la verdad que esta situación me tiene triste porque ahora resulta que los mexicanos somos los culpables de esta catástrofe y no es así.

Yo no me voy a meter en estas controversias, ni en teorías de la enfermedad, porque la verdad ninguna tiene sustento o por lo menos a mí no me han dado un sólo argumento para validarlas y difundirlas. Esa desinformación me emputa.
Lo que sí veo a diario es que mi ciudad, México, está muy triste.

Creo que caímos en un estado de pánico, en donde literalmente no hay nada que hacer, los parques, cines, museos, teatros, antros, restaurantes, etc están cerrados. Veo que las autoridades de mi país no están ¿o estaban? preparadas para enfrentar una situación crítica. Veo que el presidente, al cual apoyé, hasta el miércoles salió a dar un mensaje para "tranquilizar" a su gente, creo que ya era tarde para hacerlo. Veo también que muchas personas se niegan a entender que todos tenemos una responsabilidad social para evitar que se propague esta pandemia.

¿A qué me refiero? A que nos guste o no tenemos que hacer caso, todos estamos expuestos a sufrir la influenza o ser portadores del virus y por lo mismo tenemos que proteger nuestro entorno.

No es posible que muchas personas no hagan caso a las indicaciones, que no utilicen el cubrebocas en el transporte público, estornuden como si no estuviera pasando nada, y en el peor de los casos, y me consta, hagan la gatadita de escupir en plena vía pública.

Siempre lo he dicho que este espacio no pretende dar clases de moralidad ni buenas costumbres, simplemente creo que debemos de cuidarnos y respetar a los demás. Hoy en el camión se subió una pareja de coreanos. A los los imbéciles les valió madres la contingencia, estornudaban a cada dos minutos, gritaban, nunca se pusieron gel antibacterial, evidentemente no traían cubrebocas y a eso quiero llegar. En este caso fueron extranjeros, pero TODOS tenemos que cuidar de todos. Sólo así podremos salir de esta enfermedad que nos está costando mucho a la sociedad mexicana.