domingo, 28 de septiembre de 2008

¡NO ME GUSTA COMER SOLO!


Pues nada, que hoy estaba comiendo en una taquería de la Ciudad de México cuando confirmé que me molesta tener que comer sin compañía. Así que decidí tomarle fotos a los alimentos para no sentirme tan solo, matar tiempo, y quizá hasta antojarles de estas delicias.

Lo primero que pedí fue una sopa azteca, para los que no sepan consiste en sopa de tomate con un poco de chile, tortilla, chicharrón y aguacate, ingredientes mexicanos, de ahí su nombre.



SOPA AZTECA

Luego pedí una gringa que son dos tortillas de harina con carne al pastor y queso. A muchos les gusta ponerle trocitos de piña, salsa verde o roja, y limón.



GRINGA DE PASTOR




SALSAS MEXICNAS (VERDE, GUACAMOLE, ROJA)


De beber la opción fue un vaso con horchata, bebida tradicional de mi país. Es muy fácil de hacer, solo tienes que remojar arroz y cuando ya no está duro, lo pones en la licuadora, con agua, un poco de leche y canela. Obvio hay que ponerla al refrigerador para que esté fría.


En fin, la verdad es que estaba en la taquería solo, con poco tiempo para comer e ir a trabajar, que me “desesperé” y saqué la cámara y empecé a tirar las fotos con la idea de publicarlas en este blog y esperando que a la distancia alguien las vea, se le antojes los platillos y se siente “virtualmente” en la silla que yo tuve enfrente.

sábado, 20 de septiembre de 2008

¡SOBRE RUEDAS!

Pues nada, que hace como tres semanas llegué a casa del trabajo por ahí de las 11:30 de la noche. Todo iba bien, realice la tradicional rutina, cenar, ver un rato tv, lavarme los dientes, ponerme la pijama, y a la cama, pero el insomnio se apoderó de mí.

Saqué la lap para checar unos correos y nada, me puse a leer un rato y nada, total que decidí acostarme y contar borreguitos, pero no funcionó! Seguía sin poder conciliar el sueño.

Entonces decidí poner la radio y sintonizar Amplitud Modulada (AM), para encontrar un programa donde hablaran de algún tema, el que fuera, pero que me arrullara.

De repente escuché la oración del camionero, ustedes se preguntarán ¿y este wey cómo se sabe la oración del camionero? Pues simple, recordarán que viajo seguido a ver a mi familia a Querétaro y dos o tres veces el chofer de la unidad ha puesto un disco, el disco del camionero, donde el primer track es la oración ya mencionada con su respectiva rola.

Total que dejé el radio en esa estación y se apagó a la hora, yo ya estaba dormido. A la mañana siguiente salí temprano de casa y no toqué el aparato para nada. Por lo noche hice lo mismo, cenar, ver un rato tv, lavarme los dientes, ponerme la pijama y a la cama, pero en ese momento prendí la radio y estaban unas voces muy amables comentando sobre el tráfico en una de las autopistas de nuestro país.

De repente empezaron a leer mensajes sms con “cincos informativos” y donde se saludaba a la “colegancia”.

Y pues se trata del programa “Sobre Ruedas” del Instituto Mexicano de la Radio, donde Estrellita y King, los titulares, entablan contacto con todas las personas que manejan en las carreteras del país por la noche. Choferes de autobuses, de pipas, etc, y éstos a su vez informan sobre lo que pasa por el lugar donde se encuentren.

Es, digamos, una red de camioneros, dicho con todo respeto, donde reportan lo sucedido durante su viaje ya sea por llamadas a la cabina, mensajes sms o incluso correos electrónicos.

Es increíble, pero se reciben mensajes de los lugares más apartados de la República, desde Tijuana, pasando por Celaya, DF, Puebla, Tabasco, Mérida y lo mejor es que te imaginas cómo está “la 57” en esos momentos, En algunos casos con lluvia, otras veces tranquila, en ocasiones con accidentes o retenes.

Y la verdad es que el programa es un enlace entre los colegas del volante y sus familias, pero también entre los que no tienen nada que ver en ese mundo. El otro día una señora llamó muy preocupada para pedir que su hijo de comunicara con ella. Resulta que este wey está en un penal de Estados Unidos, en Louisiana, y todos los lunes se comunicaba a casa de su mamá, pero el último lunes no lo hizo y la señora no ha podido entablar comunicación con él.

Este joven, previendo que algún día podría cortarse esa comunicación, le dijo a su mama que cuando necesitara enviarle un recado muy importante lo hiciera a través de Sobre Ruedas, ya que él lo escuchaba a diario.

Pues la señora llamó a la estación, dio su mensaje al aire y está en espera de la contestación de su hijo. ¿Qué padre no? Poder comunicarte a la distancia con un ser querido por medio de un programa. Quizá sea cursi o suene trillado, pero me recuerda el mensaje de Bajo la misma luna.

Los camioneros informan dónde hay un accidente, por dónde no pasar, por dónde es posible que
te asalten, y creo que quienes lo hacen por medio del programa unen a su gremio, además que en cabina hay invitados, como médicos, especialistas, etc que brindan ayuda a los radioescuchas.
Yo no me lo pierdo, la verdad es que es un gusto escuchar el buen humor y sentir la buena vibra de las personas que se dedican al transporte y todas las historias con las que se encuentran a su paso por las carreteras de nuestro país.

El programa se transmite de lunes a viernes, de 22:00 a 02:00 horas, por la XEB, 1220 de AM, en el Valle de México y en sus distintas repetidoras a lo largo y ancho del país. No dejen de escucharlo, por lo pronto ahí les dejo algunas de las “claves” que utilizan los camioneros para comunicarse y que algún día nos podrían ser de utilizad:
5 informativo: Un reporte de cómo está una carretera o situación.
Treintear: Cuando un vehículo se volteó.
31: Amigo
1028: Saludo
La 57: La carretera
La Morena: Las llantas
Un caracolito: Una carambola (aunque no lo tengo muy claro)
Quedamos en 8: Estamos pendientes
Colegancia: Los otros camioneros

Y pues aquí les dejo también la oración y canción del camionero, que es de Wild West.

jueves, 11 de septiembre de 2008

¿Y TÚ DÓNDE ESTABAS Y QUÉ HACÍAS EL 11 DE SEPTIEMBRE DE 2001?

El dia de hoy en todos los medios de comunicación, oficinas, casas y seguramente en los colegios se van a recordar los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

La historia de los aviones que se impactaron contra las Torres Gemelas y el edificio del Pentágono aún impactan a todo el mundo.

Yo tenía 17 años cuando esto ocurrió. Vivía en provincia, en San Juan del Río, Querétaro, y recuerdo que al salir del colegio el ambiente en las calles era tenso. “Algo” había pasado, pero no sabía qué. Recuerdo que mientras caminaba a mi casa la gente se juntaba en los puestos de periódicos y veían “algo” en la TV.

Otros escuchaban la radio también en noticias. En las casas, donde las ventanas estaban abiertas, salía la voz de algún periodista informando “algo”, pero seguía sin saber qué, hasta que llegué a mi casa y, lo recuerdo muy bien, mi nana estaba viendo la televisión en la cocina, por supuesto, en las noticias.

En ese entonces yo trabajaba en el DIF municipal de esa ciudad. Me impacté mucho al ver el caos total en todos los canales de televisión, pero aún así me fui a trabajar. Al llegar a la oficina de mi jefa, la sra. Rosario, tenía una tele instalada frente a todos. El tema de conversación era evidente, pero aún así yo no lograba dimensionar el problema que se venía encima.

Recuerdo que se cerró temprano la oficina, a eso de las 3 pm y por lo regular yo me quedaba por ahí de las 5 pm, y todos nos fuimos a nuestras casas a seguir el caos informativo.

Ese martes, en la tarde, las amigas de mi mamá se reunieron en la casa a tomar el café y todas hablaban de lo mismo. En el comedor pusieron una televisión y hasta la noche, por ahí de las 9, seguían viendo las noticias. Viendo la misma imagen, la de unos aviones impactándose en las torres gemelas.

Recuerdo que en esos días mi canal predilecto de Tv era MTV y también ellos estaban enlazados a las noticias. También se me viene a la mente la cara del presidente de EU en un discurso a la nación.

¿Tú cómo viviste ese día? ¿Dónde y con quién estabas? ¿Cómo te enteraste de la noticia? ¿Qué recuerdos tienes de ese día? Tú experiencia nos enriquece a todos.
Foto: Elpais.com

sábado, 6 de septiembre de 2008

SE ACABARON LOS ARGUMENTOS…


Pues nada, que estos últimos 15 días he sido testigo de cómo dos personas no pueden llegar a un acuerdo.

Y no es nada de política, de intelectuales, o negocios. Es simple y sencillo: Dos personas comunes y corrientes que tienen sus diferencias, que las platican, que intentan sacar una conclusión y que sin embargo nadie es capaz de ceder. El único elemento que tienen en común es el amor que se tienen y que por estupideces todo es conflicto.

Y saco esto a colación porque fui testigo de la “pelea” de dos seres que se quieren mucho, que creen tener la razón y que por lo mismo son incapaces de entenderse, de darse se lugar y sobre todo, de respetarse.

Yo no sé usted qué piensan, si lo mejor es que todo mundo se quede callado y hacer como si nada pasara, o mejor dialogar, discutir y llegar a una conclusión, pero cuando se ha optado por la segunda opción y no hay resultados ¿Qué se tiene que hacer?

Y es que una de estas personas, de las cuales me limito a decir sus nombres por obvias razones, ha cambiado mucho. Antes era la de confianza, la fuerte, la del ejemplo y de unos años para acá pasó a ser lo contrario.

Cuando una de estar persona me hizo la pregunta mi respuesta fue inmediata: -Argumentar! Si tú crees tener la razón, exponerla-, a lo que vuelven a cuestionarme: -¿Y si ya no hay lugar para el argumento? Si hay una “cerrazón” por una de las partes ¿Qué sigue?- Ahí fue cuando me quedé en silencio.

Ustedes qué opinan. Les leo.

Foto: byfiles.storage.msn.com

lunes, 1 de septiembre de 2008

ILUMINEMOS MÉXICO


Pues nada, que este sábado miles de mexicanos salimos a las calles de la capital de la República para exigir a las autoridades brinden resultados y nos proporcionen seguridad, un derecho fundamental.

Yo fui convencido de que tenemos que demostar que somos muchos los que estamos cansados de este clima de violencia. Sé también que el salir a las calles no va a resolver nada, es decir, no con una concentración masiva se acabarán los asesinatos, asaltos, etc, pero sí es una forma de expresar nuestro desacuerdo.

En Colombia, por ejemplo, han hecho muchas marchas para repudiar las acciones de las FARC, la más reciente fue a raíz de la liberación de Ingrid Betancourt, y por lo poco o mucho que yo he leído sobre ese país, la gente ha salido a las calles para poderse expresar y que el gobiernos los vea. Ahí todos están concientes que viven un problema muy grande, que es la guerrilla y las acciones de ésta.

Pero aquí en México tristemente la sociedad está muy polarizada. Hace cuatro años, cuando se realizó una manfiestación simular, algunas autoridades la calificaron como la "marcha de los pirruris” y quizá pueda entender que no estén de acuerdo con esa forma de manifestación, pero¿de plano no se dan cuenta que salir a las calles es un peligro? Y creo que no es una exageración.

Habrá muchos que nunca han tenido un incidente que lamentar, los menos, pero también diario esuchamos historias sobre asaltos, secuestros exprés, violaciones, etc.

Opiniones sobre este clima de violencia sobra. Que si un presidente que llegó a la Presidencia de forma dudosa, que la corrupción, que la crisis, que la polarización, las desigualdades etc. Pero pese a todo lo anterior no podemos negar que en nuestro país las cosas van de mal en peor y que las causas que lo hayan originado ya nos superaron.



Insisto, yo marché, como muchos mexicanos, cansados de la impunidad de los gobiernos, de la violencia, y por supuesto por convicción propia.
Fotos: Copyright Víctor Montufar, 2008