martes, 31 de marzo de 2009

El Vaticano se llena de condones (Protesta)



Hace días el Papa Benedicto XVI realizó una gira por África, el continente más castigado por el SIDA.

Ahí el pontífice hizo una serie de declaraciones que la verdad me hizo enojar, no por el hecho de quién lo dijo, sino qué y las consecuencias que pueda haber de sus palabras.

El Papa afirmó que el condón no sirve para protegerse contra el SIDA, que la mejor opción es la abstinencia. Y yo me pregunto:

¿Qué pensarán los familiares de las víctimas de esta terrible enfermedad o los enfermos que si hubieran tenido un condón en ese momento se hubieran salvado? ¿De plano por ser Papa ya puede descalificar a toda la comunidad científica y mandar al diablo tantos años de investigación?
Y lo que es lo peor: Que a alguien se le ocurra hacerle caso y termine teniendo relaciones sexuales sin condón lo cual es impensable en estos tiempos.

De verdad no podemos darle crédito a las declaraciones que hizo el Papa, al contrario tenemos que hacer ruido y cada quien desde nuestras trincheras incitar a que no se deje de usar el preservativo .

Pues es tal el ¿escándalo? que armó este alemán que en CNN se informó sobre una campaña de protesta: Consiste en enviar condones a la Santa Sede.

Ustedes se pueden unir a este movimiento a través de Facebook a través de este enlace (Hagan clic aquí). Yo ya lo hice. De verdad no nos podemos quedar callados, este enfermedad, como todos lo sabemos, no respeta sexo, condición social, religión ni nacionalidad y tristemente no hay una solución. Lo único que podemos hacer es cuidarnos y si la abstinencia no la practicamos, pues entonces el condón es obligatorio.

Tenemos que dejar a un lado los prejuicios y miedos, hay que dar información a todos y podemos empezar desde nuestros hogares y blogs. Yo prefiero hablar claramente y no llorar por haberme quedado callado.
El lema de la Conferencia Internacional sobre SIDA celebrada este 2008 en la Ciudad de México fue: Actuemos Ya!... hagámoslo.

PD.- Para enviar los condones hay que hacerlo a la siguiente dirección:
Prefettura della Casa Pontificia00120 Città del Vaticano

jueves, 26 de marzo de 2009

Así o más claro

Pues nada, quienes me conocen saben que tengo complejo de radiador o sea, pura agua... Y es que voy al WC a cada dos minuto, bueno, no tanto así, pero por esta misma razón conozco muchísimos baños.
Cada uno tiene lo suyo, es más, algunas personas me hacen burla porque al llegar a un evento o una fiesta lo primero que pregunto es: ¿Dónde queda el baño?
Cuando salgo de viaje procuro no tomar líquido porque voy a necesitar un WC lo antes posible, incluso, cuando he tenido que estar en carreteras por espacio de 8 o 10 horas de plano no bebo nada, aunque me esté muriendo de sed.

La primera vez que entré a los baños de mi escuela de inglés me llamaron mucho la atención los letreros que ahí hay: son claros y directos. Se los dejo para que los vean y sepan lo que leo cada que voy a clase.



ESTE LETRETO ESTÁ FRENTE AL ESPEJO, LO PUEDES LEER CORRECTAMENTE CUANDO ESTÁS REFLEJADO EN ÉSTE.


O SEA ASÍ SE LEE BIEN...


martes, 17 de marzo de 2009

Estampas de la Ciudad de México

Pues nada, después de unas semanas que estuve un poco alejad” del blog, ya estoy de regreso y con todo… Justo en la esquina de mi trabajo acostumbro ir a lustrar mis zapatos. Es una esquina donde cruzan dos calles importantes del Centro Histórico de la Ciudad de México: Avenida Chapultepec y Balderas.
Ahí he podido ver muchas historias de la capital, además que platicar con el bolero es un agasajo. Siempre tiene algo que contar y discutir.

Uno de esos días estaba yo sentado y veía pasar los automóviles, escuchaba el claxon de los que llevan prisa, los que salen del Metro y aquellos que caminan a toda prisa para llegar a sus trabajos u hogares.

Entre mis observaciones llamó mi atención que los chavos de la secundaria que está muy cerca de ahí se juntan en parejas o tríos justo en la contra esquina donde yo me encontraba. Cuando al alto del semáforo estaba activado, ellos no cruzaban la calle. –Ah pues qué mensos- pensé.
Y cuando el semáforo cambia de color y los autos arrancan, estos chavos deciden cruzar la calle.

¿Cuál es la prisa? Que se esperen los autos

Desafiando al tráfico...

Se trata de un “juego” de riesgo, en el cual tienen que cruzar la calle a toda velocidad cuando los autos están en movimiento. Y justo cuando logran cruzar la calle, pues van de regreso!!!

Uff!! nos salvamos!! (Vean los carros atrás de los jóvenes)

Debo admitir que me da risa, y mi objetivo no es “dar un ejemplo de mala conducta”, simplemente contarles lo que pasa a las 2 de la tarde en una de las esquinas de las calles de la Ciudad de México.